Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Con los locos

   Alguien me comentó que si metieramos en el manicomio a todos los locos no habría quien cerrará la puerta.
No estaba de acuerdo, yo no me sentía parte de ese grupo de dementes que se agreden y viven torturados por sus obsesiones o alteraciones mentales, pero después de reflexionar un tiempo he llegado a la conclusión que solo estando deschavetado  se puede vivir en este mundo donde se cometen tantas atrocidades y para comprobarlo la Historia me proporciona suficientes evidencias.
Se puede creer que los mismos que hicieron Disney World sean de la misma especie que los que arrojaron bombas atómicas o que los  que han dado grandes logros en tecnología y ciencia hayan matado  a millones con gases , la santa inquisición es otra prueba y que decir de mi propios paisanos que en épocas recientes se la viven angustiados por las matanzas y torturas, por la aparición de cadáveres en fosas clandestinas o el feminicidio creciente. Mis argumentos cayeron ante tales evidencias, estamos locos de remate y hemos creído que por ello que somos super inteligentes, conquistadores de las leyes naturales, gobernadores del universo.

   Me entero que hay gobernantes que consumen cocaína, que muchos militares fuman de la buena, que existen sacerdotes , ministros, maestros pederastas, que las mujeres quieren ser hombres, que los hombres ya no quieren a las mujeres, que la suegras les quitan el marido a sus hijas, que los hijos matan a los padres por la herencia, que la canasta básica sube, que el peso baja, que la chingada es nombrada patrimonio de la humanidad y pueblo mágico y que Dios no existe según la teoría de un famoso físico que se tiene por super inteligente, claro que estamos locos!

Me fui de compras, la marca lo dice, te distingue, te saca mas dinero y te convierte en parte del grupo de borregos que siguen las normas establecidas por la mercadotecnia, pero no hay manera de eludirlo, de otra manera me veran como paria mal nacido, renegado, naco y otras cosas de ese tipo, mejor me gasto los billetes  a lo grande, mejor dicho el crédito, que como dice mi hijo, NO VALES POR LO QUE TIENES , SINO POR LO QUE DEBES .

Estoy loco, ni remedio, en esta sociedad no puedo estar sano, difícilmente resistiría una hora con la mente limpia, le temo al aislamiento social y al verme fuera de la competencia, a no formar parte de este conjunto que se mueve en direcciones diversas sin saber exactamente que se pretende, es un organismo carente de cordura, sus intereses están fincados en la avaricia, pero mas que nada en el miedo a perder lo que se tiene y lo que no se tiene también, es como un torbellino de ideas diversas donde cada uno trata de sacar el mejor provecho de su posición, la ventaja es importante para subir en la escala social o en los pisos del edificio administrativo, hay menos plazas arriba, se tiene que luchar fuerte, sucio casi siempre mientras intentamos dar buenos ejemplos a nuestros hijos.

En los templos predican la humildad, generosidad, amor al prójimo, prudencia, perdón y al salir cada quien se rasque con sus uñas, a darle duro a quien se deje, nadie quiere quedar atrás, el que se duerme amanece frío, hasta por el estacionamiento se lucha y la barata del año llena los almacenes, la gente se arrebata mercancía que no requiere pero esta en oferta, la señora de la vela perpetua se satigua y coje lo que puede, no hay tregua, el consumo es necesario para sentirse parte del grupo y la paz espiritual se alcanza después de haber comprado una porqueria que se arrumba en el closet durante años antes de ser regalada o tirada a la basura , como no estar safado ?

En el tránsito viajó cuidando ganar espacio, si puedo me paso la luz roja, me doy vuelta en lugar prohibido, le pito al de enfrente porque se quedó chateando en el alto, mientras criticó al taxista que se estaciona donde se le pega la gana para ganar pasaje y ni me fijo en los peatones que intentan cruzar la calle desde la mañana y ya es muy tarde.  estoy rete rematadamente safado .


Veo el fútbol en la TV, no importa que equipos juegan, le apuesto a cualquiera nada mas por la emoción de ganar o perder, mi apuesta es mental, no hay con quien compartir, aun en los lugares públicos cada loco está con su tema , ahí mas que en ningún sitio se ve la mezcla de locuras y mientras unos intentan la conquista otros se embriagan hasta las cachas, agreden al mesero, le cantan a su amor perdido, la coqueta llora, el cantinero gana buenas propinas, los amigos se pelean, el ladrón se pasa de listo, unos gritan, otros se van a otra parte porque aquí no hay suficiente ambiente y yo me digo, estoy en el manicomio, ni duda.

 buena onda si pueden leer EL MIEDO A LA LIBERTAD .

Para vivir mejor

Si tiene la intención de vivir plenamente, en un ambiente sano, seguro, justo y feliz........olvídelo, eso no existe, pero puede mejorar su calidad de vida sustancialmente si deja de ir en auto a la tienda de la esquina, camine, acostumbre a dar cada día recorridos, cada vez más largos, no solamente le ayuda a mejorar su salud, no contamina y tiene oportunidad de gozar del  vecindario, con suerte le llueve y caminar bajo la lluvia es una experiencia grata.

No se plante frente al televisor durante horas, lea, escuche buena música, conviva con su familia o vecinos, dialogue sobre temas interesantes, pinte, haga alguna manualidad o invente cómo mejorar su entorno, cualquier cosa es mejor que estar viendo tonterías en la TV o clavado en el chat por teléfono, recuerde, el movil no lo mueve, lo confina a la celda de los impersonales, le pone en descontacto directo con los que ama.  ahora si no me medí, descontacto  existe esa palabra?, pero me entiende, quiero decir que aparentemente está en comunicación, pero en realidad es algo relativo, usted no ve los gestos o escucha inflexiones de voz, brillo de los ojos, coqueteo y otras cosas importantes en la relación directa y personal, no hay como el contacto directo sintiendo el calor, el aroma, la textura, el rose la ternura, la pasión, creo que me estoy desviando del tema.

Evite la comida chatarra y las sodas, nos han causado un daño tremendo, la comida mas sana esta hecha en casa, si tiene una buena cocinera o cocinero como pareja la cosa mejora, pero en caso contrario se puede hacer de un recetario y seguir las instrucciones, con el tiempo serán expertos en el arte culinario , dije culinario no se vayan por otro lado, bueno también eso es bueno cuando hay amor y disposición completa.

Practique alguna actividad recreativa, artística, deportiva, no se deje caer en el sillón a tomar cerveza o comer chocolates pensando que el día estuvo de los demonios, la actividad le hace bien, le  hace circular la sangre, no se pasme dirían los abuelos, que traducido es, no se congele, no se paralice, actúa, déjese de hacer el exhausto .

La lectura es recomendable cuando se tiene a la mano un buen libro o cuando en la red encuentra buenos artículos como este que está leyendo, de lo contrario es mejor que se dedique a otra cosa, como el baile, el canto o la artesanía, siempre sacará mejor provecho .

Escriba, ayuda a ordenar los pensamientos, incluso a formar una costumbre para meditar y planear, incluso para encontrar escondidos recuerdos o simplemente para entretenerse, tal vez se descubra como un gran escritor o escritora y se haga famoso, aunque esto es poco probable porque hoy los escritores han pasado de moda, sobre todo cuando dicen cosas que no convienen a los señores del poder.

Cuando se enfade golpee una almohada o un costal si lo tiene a mano, hágalo con fuerza y hasta que se canse, deje salir el coraje, digale las malas palabras que sepa, recrimine con ánimo por lo que le hizo su pareja, su jefe, el vecino o cualquiera que le haya molestado, no se quede con nada, que su organismo entero  sienta que se ha liberado de esa furia, total no pasa de tener que comprar mas almohadas . después me platica el buen resultado que ha tenido

Sonría con frecuencia, además de ser el mejor accesorio , es saludable, reír nos hace bien, pregunten a su medico si no me creen, la risa puede originarse incluso en lo más arbitrario, en lo absurdo, en lo trágico, intente reír mientras mira a los otros conductores de vehículos insultarse, o cuando el vecino grita que bajen el volumen de la radio y mucho mejor cuando pareja le pregunta cómo ha estado su día, no se queje, ría con ganas, no pasa que le digan que se está volviendo loco, lo cual ya es un elogio en estos tiempos.

Haga el amor con frecuencia, pero antes lea EL ARTE DE AMAR DE ERICH FROMM ,  que existe en linea y lo puede bajar gratuitamente, la cosa no es fácil pero nos hace comprender muchas cosas, además de que nuestra cultura aumente cuando nos apasionamos a esta clase de lecturas.

No olvide agradecer a Dios aunque no crea en el, nada pierde con hacerlo y sentirá que tiene algo grande en su existir que le hace digno de estar viviendo, o por lo menos se dirá a si mismo , que estoy haciendo?

Quien tiene la razón?

Un pequeño presenció la discusión entre sus padres y no comprendió el motivo, porque ambos deseaban lo mejor, pero cada uno intentaba imponer su criterio. Esto sucede con frecuencia entre las personas y aún entre naciones enteras, dando origen a serios conflictos.

Ampliemos el ejemplo :

    El agente de tránsito en su puestos designado intenta guiar a los conductores de la mejor forma , se enfrenta con cientos de criterios distintos, recibe críticas e insultos por no hacer lo que algunos piensan es lo adecuado para facilitar la circulación, pero el sabe que entre mas pesado el trafico mayores serán los conflictos, que se tiene que poner orden, guiar según le han capacitado, recibió una educación para ello y sigue los lineamientos, pero es rebasado por una ola que va creciendo conforme se acercan las horas pico hasta que llega el momento es que el caos vial le obliga a pedir refuerzos sin que eso sea la solución, ya son demasiados vehículos y las avenidas no pueden desalojarlos eficientemente , cada conductor quiere llegar a su destino, es una lucha por espacio contra el tiempo, la velocidad no es solución cuando no se puede circular, ni tampoco lo es insultar a los otros conductores o agredirlos de alguna manera, pero su comportamiento obedece a circunstancias críticas, su desesperación se dispara sin control, hay quienes sufren verdaderos ataques de ira o de nervios e incluso tienen que tomar calmantes nerviosos mientras imaginan que van a comprar un motoneta o bicicleta, se cambiaran de ciudad o se pegaran un tiro esa noche, creo que estoy exagerando, pero sabemos que en verdad  se dan serios problemas de conducta y alteraciones mentales tan solo por estar conduciendo en avenidas saturadas, a eso le sumamos las constantes malas noticias que difunden sin descanso los medios de comunicación dejando en claro que los gobernantes son ineptos que no pueden mejorar la economía, el medio ambiente, la seguridad ni  la relación con las suegras, en el caso del niño con el que iniciamos el escrito, ni siquiera la relación entre sus padres.

Parece cómico pero la verdad es siniestra , cruda y nos está afectando a diario porque no hemos aprendido a convivir, después de miles de años de supuesta evolución, el ser humano no es humano, es igual de salvaje que en la prehistoria,  sigue luchando por sobrevivir dentro de medios adversos, la mayor  de las veces alterados por nuestro proceder depredador y desquiciado.

Cuesta trabajo entender que no somos tan inteligentes, que nos estamos llevando entre las patas al planeta entero y que nuestros criterios están equivocados, pero lo más complicado resulta saber quien tiene la razón, tal vez nadie la tiene, al menos eso parece al ver los resultados, hemos intentado varias formas en distintas épocas, en lugares diversos y siempre terminamos en lo mismo, matándonos unos a otros, dando patadas al aire, lamentando el desmadre que hemos armado, perdón por lo de armado.  
Es verdad ! de qué sirven tantos años de estudio y tanto proclamar la sabiduría del ser supremo de este planeta si al final estamos acabando con la vida?  
Es tiempo que tranquilamente hagamos reflexión sobre nuestros intereses y los del vecino, escudriñar en la historia, llegar al fondo de las cosas para caer en cuenta que no es la riqueza o el poder lo que nos hace felices, que la lucha por alcanzar esas cosas no ha puesto en un laberinto del que no encontramos salida y hay que solucionarlo pronto, el dominio del mercado no es la prioridad, estamos terminando con los recursos naturales, la gente está cada vez más alterada, millones se suicidan, otros caen en adicciones y algunos piensan conquistar naciones o controlar al mundo demostrando cuan dementes estamos. 
No todo está perdido , aun queda la gente que vive en comunidades pequeñas sembrando y viviendo de con sencillez, demostrando que no se requiere de viajes, lujos, comodidad, velocidad o casinos para vivir felices. Ocupados en sus labores diarias, sembrando, cuidando de los cultivos, cosechando, ordeñando, haciendo arreglos a sus viviendas, en las tareas diarias del hogar, viven mucho mejor que los poseedores de un departamento en las grandes ciudades, y ni que decir de los que pasan mas de un tercio de su vida en oficinas o fabricas, empleados en tiendas departamentales, casinos y bares. 
El existir de esa gente no está ligada a la televisión o a las exigencias de burócratas que inventan complicaciones para sacar mas impuestos y vivir a costa de los impuestos, son gente trabajadora pero no esclavizada a una máquina, un escritorio o una computadora, están en contacto directo, participan, conviven, mantienen relaciones sanas dentro de un esquema de ayuda mutua, de cooperación constante para vivir en paz con seguridad y armonía.

Les aseguro que ellos tienen mejor calidad de vida y no estoy soñando, lo he experimentado en carne propia, en vivido entre ellos participando en sus actividades, siendo parte de su comunidad, sintiendo el sol y el aire en mi rostro, el aroma de las plantas, admirando lo extenso de los maizales, me bañe en el río o con el agua helada de un pozo, paseando por el llano mientra saboreaba zanahorias recién arrancadas a una tierra que es buena, que nos proporciona todo lo que necesitamos para vivir.

Cierto es que hoy no todos pueden vivir en el campo, no hay suficiente espacio para tantos millones, pero se puede simplificar incluso las actividades y requerimientos en la ciudad, se puede cambiar la perspectiva económica, sobre todo la influencia de los medios de comunicación, enfatizar las buenas noticias, dar posibilidad de recreación sana, dejando de lado las ganancias financieras para cambiarlas por calidad humana, no se requiere de políticos o de militares, lo único es tener la certeza que deseamos lo mejor para nuestros hijos, pero si vamos a discutir delante de ellos igual que los padres del inicio de esta exposición, entonces estamos en serios problemas, porque ,  quien tiene la razón?

martes, 29 de noviembre de 2016

Dios no existe

Ahora todo lo sabemos,somos los super sabios del universo, estamos en comunicación directa en todo el planeta y si Dios no contesta los mensajes Whats o Twitter  es que no existe, tal es la lógica conclusión de los que no ven más allá de sus narices dejando ya de lado toda polémica al respecto, su juicio se finca en la ciencias de las comunicaciones, en la evidencia de que el mal sigue prosperando a pesar de todos los ruegos y alabanzas, de millones rezando para que no suban al poder los ineptos líderes, los que tienen como objetivo destrucción y guerra como negocio. 

    Ni como discutirse, la cosas están en contra de los creyentes, pareciera que El Señor nos ha olvidado, que la tierra es ahora un infierno donde los demonios saltan alegremente y las torturas el hambre, enfermedades, guerras, corrupción y adicciones nos tienen cercados. 
   Pero aún existen millones devotos que hacen la diferencia, se esmeran en hacer las cosas bien, son trabajadores honrados, padres y madres de familia que educan a sus hijos con esmero, empresarios que se preocupan por su empleados, estudiantes, maestros, profesionistas que hacen lo posible por mejorar el ambiente, la sociedad en su conjunto, dar al mundo la posibilidad de una vida  justa y digna, en paz con respeto a los derechos humanos. Hay quienes aun se ven como hermanos y reuniendo esfuerzos van en pos de un mundo mejor a pesar de tantas adversidades, de los obstáculos que el mismo hombre ha puesto en el camino para hacer que su destino este convertido en un caos del que hemos de salir con fe y con mucha dedicación, teniendo presente que no somos ni siquiera conocedores de la razón de nuestro existir, miles de misterios no hemos develado, el cosmos es un cofre que guarda sorpresas, cada avance en el conocimiento representa una nueva puerta ha campos que se extienden al infinito dando a la vida un atractivo especial, el poder explorar siempre, el ingar y conquistar un nuevo espacio de luz .

Las sombras de la ignorancia y el fanatismo nos condujo por caminos tenebrosos, hemos recorrido muchas sendas, tropezando, venciendo el temor, avanzando siempre en pos de la sabiduría  y de pronto alguien dice, Dios es un mito y nos quedamos perplejos, que no es lo mismo que pendejos, porque nuestros sentidos se despiertan al máximo, estamos ante una revelación de la estupidez suprema, sin necesidad de comprobación alguna, por simple deducción como la del indio científico llegaron a semejante teoría, si es que le podemos poner ese calificativo. 
  Para los que no saben lo del indio científico haré un espacio cultural
   Era un hombre que vivía en la sierra, jamas fue a la escuela pero tenía inclinaciones científicas, siempre buscando respuestas, observando y experimentando, en uno de sus experimentos coje una pulga y le arranca una pata, le dice a la pulga que salta, la pulga salta.  De ese modo le fue arrancando una a una sus patas a la pulga hasta que le quita la ultima y le ordena que salte, la pulga no lo hace, entonces concluye que la pulga se ha quedado sorda. 

Algo similar ocurre cuando afirmamos cosas que no podemos comprobar o que se ajustan a criterios que desean justificar el comportamiento humano bajo un esquema de simple evolución, lo cual nos lleva a otro gran problema, porque si hemos evolucionado surge la pregunta, por que hemos ido destruyendo al planeta y a nosotros mismo? somos la única especie que está a punto de autodestruirse, extinguirse como una demostración de que no hubo evolución sino estupidez suprema.

Para los creyentes esto es blasfemia, para los ateos simple tema de discusión, para la mayoría nos tiene sin cuidado, cada uno tiene su propio criterio, su opinión personal es lo que cuenta, su conciencia le indica lo que está bien o mal, pero si esa conciencia es alterada por pensamientos inducidos por medio de la publicidad o influenciado por el ambiente, drogas, medicamentos o una enfermedad, entonces la cosa se pone mas interesante, esas personas no están en posibilidad de hacer un buen juicio y eso es lo que me imagino que pasa con los que afirman rotundamente que Dios no existe, algo anda mal en su cerebro, porque hasta donde yo tengo entendido no se puede afirmar tal cosa mientras se observa del universo su contenido y las maravillas que existen saltan a la vista, alguien tiene que estar detrás de eso, no lo comprendo, pero eso no quiere decir que no exista, mi capacidad no comprende la mayor parte del cosmos, ni siquiera que es a electricidad o como funciona la estación espacial, la computadora, mucho menos lo que es la física cuántica, pero estoy seguro que es demasiado para ser producto de la nada, nada significa carencia de todo, es eso lógico ?

   yo he pensado que estos que afirman que Dios no existe son resentidos que no encontraron la respuesta que deseaban, que propusieron un diálogo  que no podían sostener por carecer de la humildad, el amor, la bondad y esos atributos que hacen que el espíritu se sienta en contacto con el cosmos, los grandes iniciados lo alcanzaron, nos dejaron sus enseñanzas, sus doctrinas las sabemos pero no las practicamos porque estamos embutidos en nuestra competencia por subsistir, pero eso no es culpa de Dios o el demonio, nuestro proceder nos trajo a este sitio, así que si usted esta enfermo piense en los miles de experimentos atómicos, en los pesticidas, semillas transgénicas, los fertilizantes, los productos químicos en cada alimento, en la contaminación que hemos hecho del agua, el aire y cuanto elemento tiene la tierra y le puedo asegurar que si no hemos muerto es porque Dios o la evolución, nos sigue dando una oportunidad, aprovechémosla, hagamos algo para mejorar al mundo y dejemos de discutir algo que no entendemos. 


Sorpresas que da la vida

Cada día es una nueva aventura, un paseo al futuro donde encontraremos sorpresas desagradables y agradables, porque un buen argumento  de vida siempre tiene ingredientes distintos que nos hace sufrir, gozar , amar, incluso odiar, aunque esto último hay que manejarlo de la mejor manera posible y canalizarlo para intentar mejorar las cosas, de lo contrario armamos un caos en nuestro propio existir.
    El caso es que a diario, mientras avanzamos en el tiempo y en los espacios actuamos, observamos, recibimos toda clase de sensaciones que interpretamos e intentamos comprender para seguir adelante, es como un juego de acertijos o una carrera de obstáculos, un rally donde importa obtener lo necesario para llegar al siguiente punto. Lo interesante es que cada uno cubre su distancia y su tiempo de manera personal, no hay nadie que pueda ocupar tu lugar o el mío, cada participante tiene que obtener distintas cosas, jugar con distintos elementos y la meta es algo que solo se conoce cuando se termina el tiempo y el espacio de cada persona.

Algunos ponen mucha atención, observan, aprenden, comparten, se esmeran en hacer las cosas mejor e incluso llegan a inventar nuevos elementos que se añaden en el sendero de otros participantes, pero también hay quien es una pesadilla y no solo reniega y ofende, sino que destruye cuanto puede de tal forma que nadie desea estar próximo a sus influencias y se alejan advirtiendo a otros sobre el peligro que se corre dentro de esos espacios.
      No siempre se advierte el peligro a tiempo, entonces el mundo ha sufrido tremendas catástrofes, un solo hombre puede causar que millones mueran, que los sigan hordas de fanáticos que pierden el significado de su propia existencia para seguir los dictados de quien se erige líder de la destrucción y la muerte. 

    Sorprendente que nos dejemos llevar por impulsos negativos, que sigamos aquello que nos hace daño, lo que va en contra de nuestros principios y valores, que se opone a la vida y crea un ambiente de infierno donde antes era  Paraíso , es porque el hombre tiende a la exploración, es una inquietud que le mantiene siempre buscando cosas nuevas, intentando cambiar los parámetros, los paradigmas que se convirtieron en costumbre, en tradiciones que se hicieron rutinarias dejando espacios vacíos de una mente buscadora de aventura.

Cuando tenemos objetivos claros y difíciles de alcanzar, cuando la mayoría se compromete en lograr su consecución, la paz reina, hay un anhelo común que impulsa a cada hombre y mujer en sus espacios y sus tiempos, les define un rumbo, proporciona motivo para luchar, para redoblar esfuerzos, porque están convencidos que es bueno lo que se pretende, es bueno desde el momento en que los une, cuando nace la idea de un proyecto  que ha de beneficiarles siempre.
Hay proyectos de familia, de vecinos, de trabajo, de nación, mundiales en que la participación nos hace sentir que somos un equipo haciendo lo correcto, que tenemos que ganar, obtener los elementos necesarios para alcanzar el objetivo y nos sentimos vivos, con energía laborando hombro a hombro con otros que ven lo mismo que nosotros, que buscan el bien por encima de cualquier cosa.
Esos proyectos son los que hacen que el mundo progrese, normalmente se hacen con buenas ideas y mucho trabajo, de sorprendernos es el resultado, maravillas hacemos cuando nos unimos en estos quehaceres, luego entonces nos sentimos orgullosos, dignos hombres y mujeres que hacen que el planeta sea un lugar agradable para la vida, hay  alegría, fiesta en nuestro corazón y podemos amar sinceramente a quienes consideramos como hermanos, a los que juntos estuvieron con nosotros para llegar a la meta.

    La mejor de la sorpresas nosotros las hacemos con nuestro proceder sano, intentando lo imposible, siendo honestos, humildes pero determinados a ser mejores, sin temer a las influencias de aquellos que nos quieren arrastrar en la violencia y la destrucción, porque el obstaculo mas dificil es luchar contra nuestros propios impulsos, con nuestros deseos profundos que aspiran a la riqueza y el poder, a las adicciones y el efímero placer que nos brindan cosas que nos dañan, para lograr luchar con eso, tenemos que reconocer que somos invitados a la fiesta de la vida, que tenemos la oportunidad única de gozar y hacer bien el recorrido por este gran parque de diversiones, sin pagar ningún precio, tan solo tenemos que participar. 

     Deseo que tengan buenas sorpresas cada minuto de su vida. 

Incongruencia

Dos hombres ricos platicaban en una de las mesas que ponen fuera los restaurantes sobre las grandes ganancias que habían obtenido ese año y se acercó a ellos un minusválido pidiendo caridad, ambos dijeron que no traer monedas prosiguieron su conversación y mas tarde discutían por el derecho de pagar la cuenta.

   Un maestro reconocido por su capacidad en la docencia y el estímulo que daba a sus alumnos para triunfar en la vida se encontró de pronto con un problema de química en plan de estudios que no pudo resolver mientras impartía la clase, lo dejo pendiente para el día siguiente.
uno de sus alumnos lo resolvió por la noche y muy orgulloso por la mañana antes de iniciar la clase en la pizarra anotó el resultado con la ilusión de agradar a su maestro, para su sorpresa el maestro vió el resultado y preguntó quién lo había resuelto y al enterarse no hubo felicitación sino un reproche cargado de odio por adelantarse a su exposición.

El predicador en su sermón con elocuencia habló de la caridad, la humildad, el perdón, el amor al prójimo. Al salir del templo abordó su auto del año, miró con desprecio a los limosneros que se acercaron a pedir su bendición y negó bautizar a un niño porque sus padres no habían cubierto la cuota para ese menester.  Era este el mismo predicador que se dormía en el confesionario, que era famoso por su gula y afición al vino, que no se limitaba a decir malas palabras durante los servicios religiosos, porque en su opinión, eso enfatizaba  sus discursos,  era el mismo predicador que había acumulado riqueza y adquirido propiedades sin que se terminara  la construcción del templo, que cada semana arengaba a los devotos para ser mas bondadosos ,generosos, con su amada iglesia para terminar las obras y mejorar los servicios.


En el mismo pueblo vivía una mujer que ha fue duramente criticada por su comportamiento alegre y de fácil relación con los hombres sin importar su condición social, familiar o civil, para ella lo importante fue el dar y recibir sin restricciones, las emociones son pasajeras, afirmaba y los amores para ella  como el buen vino, hay que saborear diferentes para saber cual es el mejor.  Sacaba provecho de esas relaciones, dinero , joyas y otros bienes le fueron siempre regalados, sus amantes no escatimaron en darle aquello que ella solicitaba compartiendo su alegría  y placeres que  en otras partes no encontraban. Por supuesto que era por todos conocida ,siempre tema de conversación en las reuniones y de pronto desapareció de la vida, un cáncer la llevó a la tumba demasiado joven y con prontitud, fue entonces cuando se conoció su verdadero proceder. De la sierra bajaron muchas gentes a su sepelio, la mayoría  en momentos críticos recibieron ayuda de esa mujer a la que los niños nombraban como  madrina con mucho cariño, rezos y lágrimas en abundancia en su velorio, nueve días sin falta rezaron por su salvación aquellas humildes gentes que vinieron de muy lejos a dar la despedida a su benefactora. entonces supe el significado de la filantropía .


Dos mujeres  conversaba sobre el mal proceder de Fulanita que siempre se la pasaba criticando a otros a sus espaldas y de Menganita que era dos caras.

Estas y muchas cosas me han mostrado la incongruencia entre palabras y actos, entre pensamientos y acciones, entre las suposiciones y las realidades que hay cosas que parecen buenas y son infernales mientras otras que parecen malas son dignas de todo elogio
 y por hoy creo que he dicho suficiente.   un abrazo a quienes leyeron mis pensamientos, espero saquen buenas conclusiones 

lunes, 28 de noviembre de 2016

Religión

Las distintas religiones han intentado monopolizar a Dios, han creado ritos que les confiere un grado de misterio y relevancia ante los devotos que creen en la salvación al cumplir con lo que cada una de ellas dicta como necesario para alcanzarla y la mayoría tiene el mismo principio y significado, persiguen el mismo objetivo, se levantan grandes templos, se acumula riqueza, se obtiene poder, influencia en el control social, en el acontecer político de tal forma que incluso han sido causantes de grandes guerras y muchas muertes.
  El fanatismos es un constante peligro, algunos devotos se convierten en jueces implacables y no aceptan ni críticas ni otras perspectivas de lo que puede ser Dios o como venerar, su fe se convierte en una enfermedad, una alteración mental que les hace ver como enemigos y blasfemos a quienes no están acordes con sus creencias, eso nos ha conducido a tragedias difíciles de borrar, tortura y crímenes, se hicieron en nombre de Dios.

   Cuando tengo fe en Dios con creador de todo cuanto existe no tengo que pertenecer a ninguna religión en especial, el está presente en cada partícula y no necesita templo para adorarlo ni rezos ritos para salvar mi alma del infierno, es responsable de mi existir, solo tengo que agradecer la oportunidad de estar aquí, pero si me me pregunto de donde salio Dios entonces me enfrento con un gran dilema y no tengo respuestas, lo mismo sucede si por el contrario acepto que fue la evolución la causa de que yo exista, la pregunta es quién y cómo  inició tal proceso .
No tengo la capacidad para comprenderlo, ni siquiera he podido entender en su totalidad como esta compuesto el universo, ahora con las nuevas teorías cuánticas se hace notoria nuestra ignorancia ante muchos misterios que aun nos mantendrá ocupados durante siglos intentando desentrañar cada uno de sus elementos, porque eso nos distingue, la perseverancia para revelar aquello que nos intriga.

Retornando al tema de la religión, es obvio que no somos tan creyentes como lo proclamamos, de ser cierto nuestro comportamiento  se ajustaría  a las doctrinas de los grandes iniciados que dictan la humildad, la bondad, el perdón, la caridad, el amor como parte fundamental de su práctica, las evidencias nos abruman demostrando que estamos lejos de ser algo parecido, nuestros objetivos están acordes con la economía, el mercado, la política, o nuestros intereses personales, dejando solo para ocasiones la práctica de normas morales religiosas.
Dicen que ahora nuestro Dios es el dinero, lo adoramos y sacrificamos cuanto sea necesario para obtenerlo, no creemos ser felices si el, hay quienes se han suicidado al perderlo, muchas muertes y guerras se hacen para alcanzar la riqueza y es la miseria lo que mas teme el hombre que se arrastra , se humilla, se corrompe por acceder a esos bienes que dan prestigio y poder.
Los que alcanzan mayor riqueza son venerados, se les abren todas las puertas, a su disposición se pone cualquier cosa que deseen pasando a ser los grandes sacerdotes de un culto que predica la avaricia, la ambición desmedida como principal norma.  Esa religión tiene inmensos templos en cada rincón  de la tierra, bancos, casas de bolsa donde las inversiones son como un rezo que se repite sin descanso para alcanzar la salvación en el mercado, cada creyente con devoción atiende las variaciones y sufre con las pérdidas o se alegra intensamente con las ganancias sin importar quienes han sido afectados ni de que forma. Oro, diamantes, recursos naturales, incluso personas se compran y venden, se inmolan millones de seres para obtener buenos dividendos, las mentes se mantienen absortas en este juego de riqueza y poder, los mantras repetidos son compro o vendo en muchos idiomas.
Parece que no hay escapatoria, la oferta y la demanda controlan la vida de ciudadanos, hombres y mujeres son parte de mercado en el que tienen que capacitarse para obtener mejores condiciones, nadie quiere quedar abajo, la competencia es intensa y se vale cualquier recurso para ganar, no hay reglas que no se rompan ni elementos que impidan que el torneo se desarrolle, cada uno utiliza sus mejores armas, inteligencia, fuerza, astucia, brutalidad o incluso crimen, hay que seguir ganando ese es el objetivo.
Demasiado cruel es el mundo construido bajo esas normas, el libre mercado ha esclavizado a las personas, les ha dejado a merced de sus propios instintos y pasiones, le confronta con sus valores y les enfrenta con sus sueños de vivir felices y tranquilos, como puede eso suceder cuando tienen que luchar cada día con sus vecinos, amigos y familiares para tener lo que necesitan o que creen es indispensable para su vivir.

Ustedes saben perfectamente de lo que estoy escribiendo, lo expresó a mi manera, pero cada uno puede traducirlo a su propio criterio, el resultado es el mismo, estamos rematadamente locos al seguir ese comportamiento. Acaso no es la sencillez una manera de hacer que la vida sea mas fácil, entre mas deseo mas me complico la existencia, entre mas poseo menos libre soy, entre mas lucho menos tranquilo  puedo vivir, es lógico, elemental, cualquiera comprende que no puedo hablar de paz mientras compro armas y tampoco puedo hablar de libertad cuando estoy acumulando bienes a los que tendré que brindar mi constante atención y defender contra la ambición de quienes me los desean arrebatar.
Nuestra religión tiene que estar fincada en la fe en algo superior porque no somos capaces de enfrentar con responsabilidad nuestros actos, queremos culpar o pedir bendición para lo que hacemos a quien no podemos tocar ni ver, a quién no podrán juzgar los enemigos ni condenar los que no crean en el.
Es mas sencillo decir , porque Dios así lo quiso, que aceptar que yo no hice lo correcto, Dios lo permite entonces es aceptable, buena justificación la que encontramos, pero no es válida porque nuestra conciencia nos acusa cuando actuamos incorrectamente.

Si de verdad deseamos practicar una religión, iniciemos con la humana, tal vez alcancemos a la divina si nos esforzamos en ver que en cada detalle del universo existe un mensaje de que nos dice con claridad cómo es Dios, pero eso cada uno lo tiene que comprender porque muchos han sido los predicadores, sus palabras han resonado en el tiempo y el espacio pero no han cambiado el proceder del hombre.



Al final

Cuando hemos recorrido la mayor parte del camino es bueno reflexionar y comprender que hemos recibido la oportunidad de reconocer el significado grandiosos de haber participado en la fiesta de la vida compartiendo con otros del universo de sensaciones, emociones, sentimientos, sueños, triunfos, fracasos, tragedias, comedias, de tantas y tantas cosas que es imposible enumerar pero que dejaron huella en nuestro corazón.
   
    Nunca he comprendido a Dios, creo en su existencia porque observo sus maravillas cada día, admiro el funcionar del universo sintiendo que hay algo que escapa a mi capacidad de entendimiento, algo que se encuentra probablemente muy cerca y al mismo tiempo muy lejos, que se compone de cada partícula y al mismo tiempo esta separado de la materia, tal vez en una dimensión que el hombre aún no descubre o a la que solo se llega después de morir, hay tantos misterios en la existencia y eso la hace mas interesante, me he sorprendido constantemente con tantas cosas que encontré en el camino, haciendo el recorrido como un niño en un parque de diversiones donde las restricciones solo las impone el miedo a los desconocido, el temor a ser vencido por obstáculos que son parte del gran conjunto de que se compone la existencia.
Cada uno recorre de manera distinta la senda, para algunos es corta y para otros se extiende sin comprender la razón, como tantas cosas que no entendemos y que experimentamos sin apenas darnos cuenta de que hemos estado ahí sin realizar nada para lograrlo.
   La mía ha sido una senda de muchos contrastes, como en un caminar por la sierra, algunas veces subiendo, otras bajando o tomando un descanso en un plano desde donde pude admirar el paisaje, compartir con otros, hacer lo que considere adecuado, intentar algo nuevo y proseguir mi caminar, la mayor  de la veces por cambios fuera de mi control, circunstancias que se dan porque la vida es un proceso no algo estático, sus cambios obligan a la adaptación, a la superación, al esfuerzo continuo para continuar. 

He tenido la oportunidad de convivir con gente campesina, obreros, empleados, ejecutivos, empresarios, profesionistas en distintas áreas, politicos, delincuentes e incluso con fervientes creyentes en distintas religiones para conformar una idea de que es el hombre desde mi particular perspectiva, porque he de aclarar que cada uno ha de tener su interpretación personal según, como decimos, le haya ido en la fiesta. 
   Creo que es un ser increíble por su lucha constante contra elementos naturales y sobre todo, contra sus propias debilidades e impulsos destructivos, es como un ser compuesto de elementos diferentes, capas de las mas grandes obras o de los peores actos, un ser consciente algunas veces, la mayor parte siguiendo los impulsos de sociedades en las que es obligado a competir, participando en actos que no le agradan, en actividades que no le proporcionan felicidad pero son indispensables para subsistir. 
Sus sentimientos se enfrenta a sus necesidades, sus pensamientos a las condiciones, sus sueños a las ambiciones, su amor a las incomprensiones y así transita siempre dando tumbos entre lo bueno y lo malo, entre su deseo de alcanzar la paz y la felicidad y la realidad que lo retiene en un mercado donde muchas veces vende su propia alma. 
El hombre puede ser un ángel o un demonio, puede crear un Paraíso en la tierra o un infierno en el que los tormentos han sido indescriptibles, las guerras constantes, muerte, dolor profundo, heridas que durante generaciones no sanan, al mismo tiempo que en otros lugares se goza de paz, del placer de convivir sin prisa en relación directa con la naturaleza, tal es el contraste que puede darse en su vida.
Desea alcanzar conquistar planetas, pero no ha conquistado su propio ser, está sujeto a pasiones, se deja arrastrar por emociones efímeras que le hunden en la corrupción y adicciones, en la desesperación de verse impotente para realizar los cambios que le dieran la paz y felicidad que algunas veces ha sentido muy cerca y a la vez lejana, porque han sido efímeras muestras cuando pudo amar y ser amado, cuando fue inocente y permitió percibir que hay caminos diferentes, que existen universos que no ha explorado y del cual hablan los poetas o los grandes iluminados.
   En común tenemos el querer dar a nuestro existir un significado,  que nuestro paso por el mundo no se ignore por quienes consideramos importantes, nuestros seres amados u odiados, porque de todo hay en estos caminos y hay que entender que algunos hombres jamas seran olvidados por sus malas o buenas obras, pero la mayoría somos ingredientes de una inmensa coreografía en la que se presenta la vida y eso es lo importante, nuestro proceder si infiere directamente en lo que sucede, estamos actuando en  un conjunto donde cada papel es trascendente para el bien o para el mal, donde podemos realizar una obra magnífica o una gran porquería que nos ha de señalar como dementes.
Me inclino a creer que seremos buenos actores, que el resultado final ha de ser una obra digna, que estamos aprendiendo a ser mejores incluso cuando cometemos actos que parecen indicar lo contrario, pero tal vez es solo una pretensión que justifica mi actuación, tal vez una perspectiva optimista que me hace sentir bien para seguir hasta el final mi propio camino. 
mi aliento
   

domingo, 27 de noviembre de 2016

Vamos México

La llegada de Trump a la presidencia es la gota que faltaba para derramar la copa, demostrar hasta dónde hemos llegado en nuestras locuras que permiten que un hombre con semejante comportamiento se convierta en el líder de uno de los países mas poderosos y convierta el mundo en un caos donde ya sentimos los primeros efectos. 
Sus discursos cargados de descalificaciones y amenazas dan mucho para creer que se vienen tiempos complicados para el planeta, hay mucho en juego porque está situado en un lugar donde puede afectar a la economía y trastornar la vida de naciones enteras, no solo a México al que parece tener una especial aversión en un revanchismo que semeja al de un adolescente que desea a toda costa demostrar que el tiene la última palabra.

La verdadera preocupación no es este tipo multimillonario pero vulgar, sino el que se le haya permitido avanzar dentro de una actividad que supuestamente es para los capacitados en política, economía y valores humanos , porque nos queda muy claro el grado de corrupción y enfermedad  que nos aquejan. 
En nuestro país hemos tenido años de crimen y violación a los derechos humanos, el robo, secuestro, extorsión, fraude, asesinato, drogadicción, corrupción en todos los sectores ha dejado heridas muy profundas en la sociedad, estamos viviendo una de las peores épocas de nuestra historia, lo que digamos es poco frente a la realidad, las voces que han intentado poner en claro lo que sucede han sido calladas, se esconde gran parte de la información o se distorsiona para dar un enfoque de acuerdo a las pretensiones de quienes tienen el poder, pero diariamente vemos  y vivimos en ese trastornado mundo que nos ha dejado el mal accionar de cada uno de nosotros, lamentable pero preciso es reconocer que no hacemos lo necesario para remediarlo, nos quejamos, pero no actuamos o en el peor de los casos, lo hacemos siguiendo esa corriente de corrupción. 
   Sacar ventaja de nuestra situación parece una regla y no importa si hacemos lo correcto, creemos que estamos siendo listos, que jugamos con la baraja que nos han dado y somos buenos jugadores, gran error, participamos en la destrucción de la sociedad, fracturamos las bases de nuestros valores y afectamos a nuestras familias, amigos, a la nación entera con ese proceder.

Desde la forma  en cómo elegimos a nuestros líderes ya marcamos un mal curso , desconocemos lo esencial de ellos y los que los conocen están apoyando no a los mejores, sino a los que tienen mayor poder por diferentes razones, pero no por demostrar ser los mejor capacitados para ocupar los cargos públicos.
Se realizan pactos, acuerdos que benefician a unos cuantos y entre ellos se impone a candidatos por los que la población a de votar siguiendo la inducción creada con una mercadotecnia que por supuesto se encadena a la corrupción por dinero, no importa difundir mentiras y apoyar a un tipo que carece de vocación y capacidad para el servicio público, lo que interesa es cuánto invierten en publicidad. 

Vamos a las urnas como corderos, nos damos el lujo de discutir en quien es mejor candidato cuando no sabemos ni j de su carrera política ni de sus logros en el servicio público, el resultado no puede ser bueno, un verdadero desastre es lo que hemos conseguido , basta de quejas y de lamentos, vamos a buscar la solución, encontremos a los buenos líderes, indaguemos cuales son sus antecedentes antes de apoyarlos, hagamos cada uno en nuestra labor diaria  lo mejor, no pretendamos que los otros sean los primeros en iniciar la campaña, tenemos que imponernos la tarea de limpiar nuestra propia casa, nuestro proceder, mostrar que somos dignos ciudadanos y queremos algo mejor para las futuras generaciones. Podemos hacerlo, tenemos un país grande y con grandes recursos naturales, gente que sabe trabajar, deseosos de que México sea un país donde se viva con seguridad y justicia. 

Creo

Creo en Dios a pesar de que he deseado ser ateo, seguir las teorías que afirman que todas las maravillas del universo son producto de una evolución de millones de años sin explicar la razón de su existencia o porque se ha seguido un proceso que condujo a la vida en la tierra y la aparición del hombre, un ser que lo mismo puede ser hacedor de grandes obras o el depredador mas cruel que jamás ha existido.

   Viviendo en un pueblo estaba ajeno a la influencia de la propaganda de cualquier tipo, mis pensamientos eran originales y personales en la mayor parte de su contenido, acaso interferidos por las cortas y repetitivas conversaciones que entre los adultos se tenia sobre la cosecha, lluvia, sequía, maíz , niños, hombres, mujeres,animales  y otras cosas propias de la región, pero casi siempre en la libertad de observar y sacar mis propias conclusiones.
 Viendo las semillas germinar, el sol salir cada mañana, escuchando el trinar de los pájaros, el mugir de la vacas, el canto del gallo, el ladrido de los perros, el trajinar de gente que despierta al movimiento después de pasar la noche en descanso, en letargos que algunas veces eran para siempre, entonces la muerte también se hizo presente y supe que no solo el nacimiento es importante, esta ligado de manera indisoluble a un fallecimiento que marca fin a los afanes, a los sueños, deseos, sentimientos, placeres o sufrimientos sin que apenas podamos intervenir en su proceso, la interrogante inmediata  , para que?
     las preguntas se fueron acumulando, no comprendía muchas cosas, ligadas, importantes, presentes y constantes porque la vida siempre se repite como estaciones, la primavera o el invierno , la noche, el día, lluvia, sequía, tristeza, alegría un suspiro, el fuego que arde y luego se apaga, mientras la tierra gira.

Por qué entonces el ambicioso quiere acumular bienes? es tan ciego que no puede ver que su vida es efímera como la lluvia o la belleza de las flores, porque el hombre utiliza recursos sin notar la destrucción de su hábitat?  ha contaminado desde siempre, se afana en conquistas que no le satisfacen, en empresas en las que compite por algo que no ha de significar nada dentro de unos años, tal vez diez o cien, que importancia tiene dentro de la gran escala del universo donde las galaxias con millones de estrellas se mueven en un espacio que parece infinito a la capacidad del hombre. 

    Años han transcurrido  desde aquellas caminatas por entre los surcos en el diario desyerbar o  mientras cosechamos un maíz ignorando donde se consumía mientras me preguntaba si aquello tenía sentido para alguien que observaba con atención nuestro afán, o eran tan solo tareas que pretendían dar sentido a la vida. 

   Sentado frente al comal, observando la danza del fuego, el volar de las chispas que rápidamente se apagan en el aire, me decía a mi mismo que cada cosa tiene su tiempo y no es importante la duración sino el significado, que cada uno tiene su propio destino, lo mismo una chispa que un hombre o una mujer, aunque ellas entrañaban otro gran misterio, el traer a la vida a otros hombres sin apenas saber como sucedía, dando al amor un gran significado, aun cuando la pasión era casi siempre el impulso primario que las condujo por esos senderos de placer y dolor que solo las madres conocen.
  Mi convencimiento de la existencia de Dios  nació despacio, se fue formando de todos esos detalles al caer la lluvia, al germinar la semilla, al aroma de las flores, en los rayos de sol, en mi aliento que se confundía en las mañanas frías con el aire que me rodeaba y en cada una de las estrellas , las mañanas y atardeceres, en el brillo de los ojos de las mujeres, en el trabajo de los hombres que cansados repetían cada jornada como una ofrenda a la vida.

     Se vinieron los años de confusión y pensamientos influenciados por las doctrinas o proclamaciones de distinto tipo, siempre impulsando a la competencia y el consumo, a caminar de frente, buscar la cima porque eso era ser un triunfador y lo creí a pie juntillas dejando que la corriente me arrastraba entre los efímeros placeres el lujo, las reuniones festivas, convenciones, conciertos o conferencias donde se expone la voluntad del hombre como principal arquitecto de su destino y la riqueza como principal objetivo en nuestro camino 

   afortunadamente he reaccionado a tiempo, me he escapado de ese infierno donde la vanidad esclaviza, la riqueza y el poder corrompen dejando rastros de dolor y muerte, vaya suerte de las mayorías que se alejaron de la naturaleza y entraron en ese tobogán de corrupcion sin posibilidad de encontrar una salida porque han sido marcados con el hierro de la ambición, del consumismo que no tiene límites negando la posibilidad de ver la luz de la verdad, la que seguramente les redimirá si renuncian a sus pretensiones inhumanas, renegando de la estupidez suprema que marca el ritmo en sociedades donde la competencia,  en el mercado, la oferta y la demanda crean un submundo inhumano comprando y vendiendo cualquier cosa, incluso la propia alma.

   ahora no tengo nada, soy un paria que ha renunciado a la posesión y a la competencia, estoy sentenciado al olvido, al confinamiento supremos dentro de sociedades con millones de individuos, pero me siento seguro de que Dios está ahí, esperado, dejando que hagamos nuestra voluntad porque para eso nos ha dado el libre albedrío, no como un error, sino como una posibilidad para valorar lo que tenemos, disfrutar de la vida sin intervención de ajenos o perdernos en adicciones y tonterías como niños que no han aprendido a ver lo importante , se deslumbran por el brillo, se pierden en los laberintos que hemos elaborado para justificar nuestro comportamiento irracional. 
Magnificent

Creo

Creo en Dios a pesar de que he deseado ser ateo, seguir las teorías que afirman que todas las maravillas del universo son producto de una evolución de millones de años sin explicar la razón de su existencia o porque se ha seguido un proceso que condujo a la vida en la tierra y la aparición del hombre, un ser que lo mismo puede ser hacedor de grandes obras o el depredador mas cruel que jamás ha existido.

   Viviendo en un pueblo estaba ajeno a la influencia de la propaganda de cualquier tipo, mis pensamientos eran originales y personales en la mayor parte de su contenido, acaso interferidos por las cortas y repetitivas conversaciones que entre los adultos se tenia sobre la cosecha, lluvia, sequía, maíz , niños, hombres, mujeres,animales  y otras cosas propias de la región, pero casi siempre en la libertad de observar y sacar mis propias conclusiones.
 Viendo las semillas germinar, el sol salir cada mañana, escuchando el trinar de los pájaros, el mugir de la vacas, el canto del gallo, el ladrido de los perros, el trajinar de gente que despierta al movimiento después de pasar la noche en descanso, en letargos que algunas veces eran para siempre, entonces la muerte también se hizo presente y supe que no solo el nacimiento es importante, esta ligado de manera indisoluble a un fallecimiento que marca fin a los afanes, a los sueños, deseos, sentimientos, placeres o sufrimientos sin que apenas podamos intervenir en su proceso, la interrogante inmediata fue , para que?
     las preguntas se fueron acumulando, no comprendía muchas cosas, ligadas, importantes, presentes y constantes porque la vida siempre se repite como estaciones, la primavera o el invierno , la noche, el día, lluvia, sequía, tristeza, alegría un suspiro, el fuego que arde y luego se apaga, mientras la tierra gira.

Por qué entonces el ambicioso quiere acumular bienes? es tan ciego que no puede ver que su vida es efímera como la lluvia o la belleza de las flores, porque el hombre utiliza recursos sin notar la destrucción de su hábitat , ha contaminado desde siempre, se afana en conquistas que no le satisfacen, en empresas en las que compite por algo que no ha de significar nada dentro de unos años, tal vez diez o cien, que importancia tiene dentro de la gran escala del universo donde las galaxias con millones de estrellas se mueven en un espacio que parece infinito a la capacidad del hombre. 

    Años han transcurrido años desde aquellas caminatas por entre los surcos en el diario desyerbar o  mientras cosechamos un maíz ignorando donde se consumía mientras me preguntaba si aquello tenía sentido para alguien que observaba con atención nuestro afán, o eran tan solo tareas que pretendían dar sentido a la vida. 
   Sentado frente al comal, observando la danza del fuego, el volar de las chispas que rápidamente se apagan en el aire, me decía a mi mismo que cada cosa tiene su tiempo y no es importante la duración sino el significado, que cada uno tiene su propio destino, lo mismo una chispa que un hombre o una mujer, aunque ellas enseñaban otro gran misterio, el traer a la vida a otros hombres sin apenas saber como sucedía, dando al amor un gran significado, aun cuando la pasión era casi siempre el impulso primario que las condujo por esos senderos de placer y dolor que solo las madres conocen.
  Mi convencimiento de la existencia de Dios se nació despacio, se fue formando de todos esos detalles al caer la lluvia, al germinar la semilla, al aroma de las flores, en los rayos de sol, en mi aliento que se confundía en las mañanas frías con el aire que me rodeaba y en cada una de las estrellas , las mañanas y atardeceres, en el brillo de los ojos de las mujeres, en el trabajo de los hombres que cansados repetían cada jornada como una ofrenda a la vida.

     Se vinieron los años de confusión y pensamientos influenciados por las doctrinas o proclamaciones de distinto tipo, siempre impulsando a la competencia y el consumo, a caminar de frente, buscar la cima porque eso era ser un triunfador y lo creí a pie juntillas dejando que la corriente me arrastraba entre los efímeros placeres el lujo, las reuniones festivas, convenciones, conciertos o conferencias donde se expone la voluntad del hombre como principal arquitecto de su destino y la riqueza como principal objetivo en nuestro camino 

   afortunadamente he reaccionado a tiempo, me he escapado de ese infierno donde la vanidad esclaviza, la riqueza y el poder corrompen dejando rastros de dolor y muerte, vaya suerte de las mayorías que se alejaron de la naturaleza y entraron en ese tobogán de corrupciones sin posibilidad de encontrar una salida porque han sido marcados con el hierro de la ambición, del consumismo que no tiene límites negando la posibilidad de ver la luz de la verdad, la que seguramente les redimirá si renuncian a sus pretensiones inhumanas, renegando de la estupidez suprema que marca el ritmo en sociedades donde la competencia,  en el mercado, la oferta y la demanda crean un submundo inhumano comprando y vendiendo cualquier cosa, incluso la propia alma.

   ahora no tengo nada, soy un paria que ha renunciado a la posesión y a la competencia, estoy sentenciado al olvido, al confinamiento supremos dentro de sociedades con millones de individuos, pero me siento seguro de que Dios está ahí, esperado, dejando que hagamos nuestra voluntad porque para eso nos ha dado el libre albedrío, no como un error, sino como una posibilidad para valorar lo que tenemos, disfrutar de la vida sin intervención de ajenos o perdernos en adicciones y tonterías como niños que no han aprendido a ver lo importante , se deslumbran por el brillo, se pierden en los laberintos que hemos elaborado para justificar nuestro comportamiento irracional. 
Magnificent

jueves, 17 de noviembre de 2016

  

Presentando obras 
realizadas por JuanAntonio Saucedo Pimentel en 2016