Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

jueves, 27 de agosto de 2015

Alguna vez

Alguna vez
  Para cada cosa hay  “alguna vez”   
para el amor, el odio, el recuerdo, la añoranza, como si en la vida se fueran acumulando enseñanzas producto de la experiencia, o como un viaje donde se ven y se experimentas cosas en ráfagas que desaparecen conforme avanzo, me alejo de aquello que un momento fue importante y me sorprendo ante los nuevos sucesos, la gente, el cambio  que no siempre es mejor.   

Alguna vez ame y me amaron, me emocione , desborde alegría, derroche sentimiento, mostré ternura, incluso pasión sin limite, flote entre las nubes, camine sobre las aguas, me sentí superior a cualquier hombre, viví  un sueño, un poema, la música del cielo, la caricia perfecta que me acerco al misticismo profundo,  pero también alguna vez la tristeza me abatió sin tregua, me lastimaron, me sentí humillado y castigado injustamente. Alguna vez me llene de odio, de coraje, de los deseos destructivos y sanguinarios que hacen del hombre una bestia.

Alguna vez sentí en mis brazos la vida, el nacimiento de algo nuevo, el resplandor de una promesa, un hijo como un milagro que se materializo ante mis ojos y me sentí tan grande como las montañas, tan inmenso como el océano, infinito como el universo, brillante como las estrellas
 Alguna vez baje al infierno para reconocer la crueldad del hombre, caminando en el pasado, observando el presente, donde las almas perdieron su brillo y los demonios se adueñaron del espíritu ,

alguna vez conocí la belleza y me deleite en su regazo, alguna vez el fuego me hizo arder como una antorcha, alguna vez fui un copo de nieve en el desierto, una gota de agua dulce en el océano, un rayo de luz en la noche, la nota musical que rompió el silencio.  Alguna vez me hicieron sentir vivo,  otras veces pensé que estaba soñando y otras que había muerto y llegado al paraíso .

alguna vez conocí una historia y desconocí la experiencia, fui una ráfaga de viento que se perdió en el bosque  un murmullo de riachuelo en una gruta, una ola acariciando la playa desierta mientras la lluvia se transformo en poema y la noche en un inspirado soneto.

Alguna vez no me importo ser ignorante o sabio, triunfar o perder, vivir o morir porque me sentí completo y no necesitaba nada.  Alguna vez sentí que esa nada era yo, que no tenia sentido mi vida, el intentar o el soñar, porque alguna vez me sentí completamente perdido cuando mi fe en Dios desapareció entre el universo de escombros , muerte y dolor que el hombre hizo sobre la tierra, cuando la corrupción estallo como un huracán que destrozaba mis ilusiones y contemple mi relación con ese mundo de perdición caminando a ciegas a su propia destrucción.

alguna vez crei que estaba loco, alguna vez mis deseos se hicieron turbios como el rio despues de la tormenta, deseaba desaparecer no seguir por la misma senda donde habia perdio esperanza y fe.


Alguna vez alguien me saco del fango, se compadeció de mi, me curo las heridas y me dejo descansar en la paz de un monasterio, o tal vez era solo una choza en la montaña, una cabaña en el bosque, alguna vez sentí que Dios estaba conmigo y que yo podía dialogar con El . como su hijo