Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

lunes, 25 de febrero de 2013

El Optimista


El optimista
Lo conocí comprando un billete de lotería, era una persona sonriente, con un brillo en la mirada y una actitud que demostraba claramente que estaba feliz aun cuando en esa época la mayoría de la gente se quejaba de la crisis económica, de la guerra cruenta que se libraba en oriente, de los millones que estaban a punto de morir por hambre en áfrica o simplemente de la falta de transporte publico digno para la ciudad.
Entablamos conversación porque me dijo que llevaba veinte años comprando billetes de lotería y estaba seguro de que ya el premio grande lo ganaría en ese año.  Desde entonces han transcurrido cinco, aun no lo gana pero sigue pensando lo mismo, y gracias a que compra su billete frente al establecimiento donde tengo mi negocio hice amistad con ese hombre que ve las cosas de una manera muy optimista.
Dice que en el futuro la paz y la justicia serán una realidad, que no existirán los abogados, que los políticos dejaran de ejercer el poder porque los medios de comunicación actuales abren la posibilidad de que se establezcan controles administrativos y relaciones internacionales sin intervención de burócratas, la administración de los países y sus controles en servicios serán como en una gran empresa privada, supervisada adecuadamente por los ciudadanos que tendrán acceso directo y constante a las cuentas de cada dependencia.
En las relaciones personales, el matrimonio dejara de existir como la base de las familias, no abra mas violencia intrafamiliar, las condiciones socio económicas darán pauta a relaciones mas sanas, no se hablara de niños de la calle o de madres solteras y mucho menos de crímenes pasionales, porque la libertad de los individuos se extenderá hasta lograr una armonía que nunca antes se ha conocido, o tal vez si se conoció en los albores de la raza humana, cuando las hordas de hombres y mujeres prehistóricos no tenían la posesión como parte de sus conceptos para la vida, incluso los hijos eran un bien común, como lo eran las mujeres  y los hombre, sin que existiera una privatización de ninguna clase.  Pero en el futuro esto será mejor entendido, los jóvenes que ahora parecen desquiciados adictos que practican toda clase de actividades suicidas, serán los arquitectos de un mundo donde prevalezca la justicia, la libertad, el amor y la armonía liberando al hombre de sus conceptos equivocados como el nacionalismo, racismo, deseos egoístas y ambiciones que le llevan a cometer actos irracionales. Tengo la plena seguridad de que han de cambiar el mundo los que ahora aparecen como rebeldes que se enfrentan a sus padres, porque es solo el principio de una verdadera revolución en el pensamiento, un parte aguas que marcara la nueva era en que el derecho a la felicidad ha de estar por encima de cualquier otro interés.
Se acuerdan del cuento del rey que mando poner estiércol en la recamara de su hijo en el día de su cumpleaños con la ilusión de quitarle el optimismo, pero encontró al joven príncipe metido escarbando en el estiércol argumentando que debajo de esa mierda tenia que haber un presente magnifico.  Pues ni mas ni menos se podía esperar de mi amigo el optimista.
Cuando su negocio se vino a pique estaba seguro de que eso era lo conveniente para otorgarle la oportunidad de buscar algo nuevo, de encontrar su verdadera vocación y de alcanzar sus sueños.
Cuando su esposa lo abandono dejándolo en la miseria con un divorcio donde ella obtuvo el 70% de los bienes familiares merced a una maniobra truculenta de sus abogados, mi amigo dijo que era el principio de una nueva etapa en su vida que le llevaría sin duda a demostrarse a si mismo que la vida sencilla era el mejor medio para alcanzar la felicidad.
Estaba plenamente seguro de que el hombre se aliviaría de sus alteraciones mentales cuando se convenciera de que los bienes materiales no son la felicidad, que la corrupción desaparecería cuando reconocieran que el poder es solo un impedimento para la vida plena, que los grandes empresarios, los súper millonarios compartirían sus bienes para hacer un mundo mas justo y que las sociedades serian sanas en cada rincón de la tierra, porque el hombre estaba destinado para las cosas mas grandiosas , tenia un origen divino, no era un simple accidente de la naturaleza un producto de la evolución que al azar había surgido, sino el hijo de un Dios, quien velaba por su bienestar , le había conferido un espíritu cargado de bondad que tarde o temprano prevalecería sobre sus ambiciones y malos deseos llevándolo por la senda correcta a su bienestar, al verdadero Paraíso.

Le conté a mi amigo que me había asaltado, fui golpeado me sentía furiosos porque las autoridades no estaban haciendo nada para detener a los delincuentes.  El me contesto: alégrate, que no te ha pasado nada grave, fue una experiencia distinta, tuviste la oportunidad de ver que hay otros mas necesitados que tu, dispuesto a arriesgar su propia vida para subsistir, escondiéndose como ratones, viviendo miserablemente, no puedes mas que dar gracias porque tu no estas en su lugar, creo que en lugar de estar buscándolos para castigarlos, debes de pensar como darles oportunidad para que salgan de esa vida vergonzosa para nuestra sociedad, porque ellos son producto de nuestras injusticias y egoísmos.  Ahora ya podrás ver el tu vida con mayor placer, gozar de tu libertad y tu condición de comerciante, de hombre de familia, de tu hogar, tus relaciones , de la oportunidad que tienes para ser libre. Tal vez hasta puedas llegar a ser uno de los lideres del nuevo movimiento para redimir a los delincuentes, porque ellos son como una enfermedad que se puede curar con atenciones y recursos.

Mi amigo estaba loco de remate, su optimismo afortunadamente no era contagioso, me despedí de el sintiendo lastima por esa actitud tan fuera de la realidad, pero al ir a dormir esa noche me quede reflexionando sobre sus palabras y por primera vez me asaltaron las dudas sobre mi comportamiento.
Por la mañana deje de insistir a la policía que me entregaran el reporte de lo que es estaba realizando en la investigación del delito cometido en contra de mi persona, y hable por teléfono al albergue municipal, enviaría algunas cosas que no utilizaba en mi casa para que las remataran o las utilizaran en ese centro.
He seguido viendo a mi amigo el optimista, ahora ya trabaja en la recolección de basura de la ciudad, dice que algún día ahí va a encontrar algo muy valioso o ganara la lotería .

viernes, 22 de febrero de 2013

El Escritor



 El Escritor
Sentado frente al teclado se pasaba la horas escribiendo historias nacidas de su imaginación, narraciones, anécdotas, poemas y algunas reflexiones moralistas, sin la intención de publicarlas, tan solo por el placer de ver sus pensamientos convertidos en letras, palabras, frases que formaban una obra, se transformaban en una conversación a distancia sin limites de tiempo, porque el había leído obras de escritores de otros lugares distantes, de tiempos remotos, de tiempos actuales, donde describían cosas increíbles, eventos trágicos, románticos, violentos, apasionados describiendo mucho de la condición humana.
Abrió la ventana y miro unos instantes el cielo gris y sintió en sus pulmones el olor desagradable que traía la brisa del mar, pensó que el mundo se estaba convirtiendo en una inmensa cloaca por la presumida racionalidad de los hombres, seres capaces de la destrucción masiva, de la extinción de especies, de la aniquilación total por una locura incontenible que se agravaba al paso de los años en un recorrido histórico que estaba manchado con sangre y plagado de crímenes, sin embargo, en ese océano  turbulento formado con ambiciones, violento, algunas veces incomprensible, existían chispas de amor, de sensibilidad que alcanzaba inconmensurables dimensiones, se alzaba sobre las encrespadas olas y mantenía a flote la esperanza de que había un buen puerto esperando, un lugar donde la paz y la cordialidad reinaba, el amor triunfaba para regalar dicha y placer a quienes  ahí arribaran.

El escrito retorno al teclado, sus dedos se movieron ágilmente para dejar patente el pensamiento que le había asaltado sobre ese mundo ideal que alguna vez fue suyo o que siempre visitaba en los sueños, se dejo llevar por el duende de la inspiración para escribir que el era un ser solitario, no tenia familia o amigos que le acompañaran físicamente, porque sus ideas le habían colocado en una situación de ermitaño, entretenido en sus libros y cuadernos, en las narraciones que se acumulaban por cientos o miles en memorias externas, en cuadernos, hojas dispersas, notas que no guardaban un orden porque así había vivido, sin seguir un camino una disciplina, atento a sus deseos, dejándose llevar por el momento, dejando que la vida o el destino se forjaran con lo inesperado, la sorpresas de un acontecimiento, el encuentro con gente que reía, trabajaba, sufría, gozaba, le invitaban a participar en sus reuniones, compartían su pan y sus pasiones, algunas veces con el corazón y otras con el apetito de la carne.

Mi soledad no es enfermedad contagiosa, es la consecuencia lógica de los que amamos demasiado, o de los que no sabemos compartir el dolor o la tristeza, los que guardamos en el fondo del alma, como el mas grande tesoro, los recuerdos maravillosos del único amor que transformo la vida en un sueño. A mi me convirtió en un loco que se rebelo al destino, no acepte el paso de los años, las transformaciones que separan a los corazones desgarrando los mas valiosos pendones de una épica historia de romance, me aleje del bullicio de reuniones, del atento mirar de los curiosos que no comprenden la razón del abandono, de la renuncia a vivir en la aventura, de no gozar en otros cuerpos el sexo, la enajenación inoculada con alcohol o drogas. Preferible fue para mi cultivar los recuerdos, aumentar su influjo hasta convertirlo en una constante repercusión de sueños, en la senda que he transitado años encontrando la serenidad y felicidad que da llenar los sentidos con el sonido, el aroma, el brillo de unos ojos, el tacto de una piel tersa que se pego a la mía hasta convertirse en una sola intención de amor que cambio para siempre mi percepción del universo.

Atrás quedaron los años de rebeldía, los intereses políticos, deportivos, los bailes, reuniones, el café con los amigos, las huidas al mar o la montaña, el correr tras una aventura con cuerpo de tentación y cara de ángel, las madrugadas en la playa, las  noches en la cabaña, los cantares en la bohemia, o las aspiraciones para ser un éxito en el trabajo. Incluso se fueron diluyendo los seres mas cercanos que seguramente intuyeron que deseaba estar solo, retirado para encontrar algo que motivara mis acciones, que se convirtiera en el motor de proyectos nuevos donde expusiera mi creatividad, mi presumida capacidad para hacer las cosas bien.

 Mucho los abre desilusionado , lamentando mi abandono, mi falta de deseos para triunfar sin entender como podía dilapidar esa capacidades que Dios me otorgo, los muchos estudios, los esfuerzos de quienes me veían como un potencial hombre de ciencia o por lo menos como un profesionista renombrado, mucho les habrá importado cuando me vieron retirarme a esta soledad en una montaña que me permite visualizar el mar y al bosque perdiendo el contacto con los que me amaba, los que creían en mi y esperaban mi retorno, pero jamás regrese, los días pasaron rápidamente y los años se hicieron como fugaces rayos de luz que de pronto iluminaban alguna parte de mi vida con sus huracanes violentos, con el ruido de la cascada, el silbar del los vientos que entre los arboles jugaba a formar cuadros surrealistas de inspiración variada. No me arrepiento, he vivido tal vez como un animal sintiendo que estoy en el lugar correcto, porque al convivir con otros hombres me percate de que se tiene que ser muy fuerte para luchar contra las circunstancias, muy resistente para aceptar lo inevitable, demasiado inteligente para aprovechar las oportunidades, incluso temerario, porque la vida en una ciudad es mas peligrosa que en la selva, los riesgos son mayores, porque las grandes urbes esconden especímenes que sorprenden por su capacidad para explotar, hacer sufrir,practicar la rapiña, incluso para matar. De algo estoy seguro, no puedo competir con ellos, me complace la tranquilidad y la armonía de la montaña, me gusta ver el agua del rio correr, escuchar los sonidos que hace la chocar con las rocas, caer en la cascada, me alegra el trinar de los pájaros y ver las puestas de sol.

   Escribo para no dejar que mis recuerdos se conviertan en sombras y cometa el error de ir nuevamente en busca de esa convivencia que me daño el alma,  me mostro cuan cruel pueden ser quienes impiden un sueño, matan una ilusión, entierran un amor para satisfacer su ego, demostrar su poder, su ambición triunfe e impunemente continúan libres, por lo menos físicamente.

He sido afortunado porque la vida me otorgo la oportunidad de gozar en la soledad, de que mis escritos se conviertan en los compañeros silenciosos a los que narro mis secretos, los que me recuerdan aquello que es importante, donde están las experiencias emocionantes, los momentos felices, los eventos donde compartí con amigos y familia celebrando, riendo, cantando, bailando, sintiendo que hay magia en la existencia de cada persona, que la vida es un regalo que no podemos rechazar porque es la oportunidad para disfrutar del universo y sus innumerables bellezas, grandiosidad, diversidad; pero sobre todo porque puedo vivir mis fantasías, extenderlas, transformarlas según me satisface. 
Las horas aquí no cuentan, ni los años tampoco, la secuencia de las estaciones me anuncian los cambios naturales, el invierno lo paso con la chimenea encendida viendo danzar el fuego, el humo elevarse en curvaturas fantasmales, en la primavera son las mariposas y las aves las que alegran mis sentidos, pero cada estación tiene su encanto, porque los colores, aromas, sonidos, paisajes cambian como cuadros del mas inspirado artista y solo tengo que prestar atención para gozarlos.

No importa si alguna vez estos escritos son leídos e interpretados correctamente, creo que cada lector tiene su propia percepción de las historias, las narraciones que solo sirven de referencia para conformar nuevas formas de pensar, de actuar y vivir. No importa si son ignorados y se pierden en el gran abismo en que se han enterrado muchas otras obras e ideas, porque la finalidad ha sido satisfecha, fueron mis compañeros sinceros, los únicos que contienen los profundos pensamientos, emociones, ideas, sentimientos que se forjaron en mi alma para decirme con claridad de que he sido hecho, la razón por la que he vivido, mis aspiraciones, frustraciones, tristezas o alegrías sin que hubiera intervenciones, ajenos impulsos.

Ciertamente no se puede considerar normal entre los humanos tal comportamiento, pero a quien le importa? No son sus opiniones o las que han de cambiar lo que ya se ha realizado, el pasado esta escrito con mi puño y letra, artífice de mis historias, viajero en mis pensamientos que me llevaron por océanos de alegría, pisando playas de pasión inmensa, lugares donde se el amor era una belleza que se transformaba en angelical música, en movimiento de palmeras, de olas que bañaban y acariciaban mi cuerpo desvaneciéndolo entre la espuma. Experimente el encuentro con los personajes mas diversos, divertido duendes y amables narradores que me pintaron las historias increíbles donde pude compartir sus emociones entre el placer de una aventura interminable y el acontecer de eventos donde la dicha inmensa me abordo sin consideraciones.
   Conversaciones con un demente, con un jardinero sabio, con un perro o conmigo mismo llenaron los silencios de pensamientos nuevos, de fantásticas historias, de reflexiones sinceras. 
Cuando llegue al final, de mis escritos estarán narrados mis aciertos y errores, mis intenciones los añorados momentos en que viví feliz viendo mi imagen reflejada en los ojos de quien me amo y amaba, estarán grabados mis silenciosos anhelos de estar junto a mi madre y mis hermanos, de competir con ellos nuevamente una reunión para contar cosas agradables, y también el inmenso placer que me producía escuchar la música de guitarra cuando me hijo tocaba una de sus composiciones o ver a mi hija bailar alegremente sintiendo en el ritmo el palpitar de una vida que se termino para ella de manera accidental.
Narraciones de tragedias o de felicidad se entremezclan en cada vida, la mía no ha sido excepción alguna, es continuación de una cadena donde los eslabones se unen para interrelacionar al cosmos con la humanidad sin que apenas nos percatemos de ello, la vida no se extingue como el fuego que se apaga al terminarse el combustible, es una continuación que va en el pensamiento y los recuerdos, en los escritos que dejamos, en la memoria de quienes tienen un acontecer compartido, un momento de felicidad, sobre todo de amores y pasiones que emocionan haciendo que el corazón se agite, el alma recobre luz brillante. Por ello no hay adiós o despedida, sino un sincero agradecimiento por todo cuanto me fue regalado, por la amistad y la compañía, por las risas, caricias, palabras, música, canto, el enorme encanto de la campiña, el bosque, mar, rio, montaña, aves, flores, puestas de sol, estrellas, noches, días, lluvia que algunas veces fue de lagrimas cargadas de placer, alegría, como dijo el poeta " amor sin duda."

 JuanAntonio Saucedo Pimentel

jueves, 21 de febrero de 2013

El Viajero



Desde temprana edad tuvo la inquietud de recorrer el mundo, se escapaba de clases cuando estaba en primer grado de educación elemental y caminaba por las calles sin rumbo fijo, hasta que descubrió un sitio que le pareció maravilloso, un jardín enorme con grandes arboles y en el centro una gran edificación que le informarían era el centro donde se distribuía el agua potable de una gran zona de la ciudad, el pensó que aquel jardín y edificio estaban sobre un volcán que en lugar de lava en sus erupciones lanzaba agua.  En ese sitio pasaba horas meditando, mirando los autos que, como hormigas, se veían transitar sobre la avenida que abajo se extendía hasta donde su vista alcanzaba.  Alguna vez ideo una forma de hacer una estadística para saber que color de automóvil era el que mas se utilizaba, pero eso no fue suficiente para detenerlo mucho tiempo, reanudo sus travesías descubriendo parques, iglesias, casas viejas, edificios interesantes, rincones que despertaban su imaginación y le proporcionaban una gama de datos para conformar su personal idea de cómo se comportaba la gente en los distintos sitios, como influenciaba el ambiente ese comportamiento, porque aunque era muy pequeño para analizarlo como un científico, si tenia la percepción aguda de un niño para darse cuenta de que la gente se comportaba de acuerdo al sitio donde vivía, trabajaba, estudiaba.
Cuando llego a la adolescencia sus travesías se hicieron mas largas, ya tenia una bicicleta que le daba oportunidad de llegar mucho mas lejos, hasta donde le alcanzaba la energía y el día, siempre con la intención de descubrir el lugar mágico que seguramente le haría sentir que ya no tenia que ir mas a otro lado. Eso le costo regaños y castigos, incluso que le quitaran la bicicleta, porque sus padres consideraron que era un verdadero peligro, se enteraron por un vecino de que su hijo andaba en lugares de mucho riesgo y a gran distancia de su hogar.
Eso no contuvo su sed de expedicionario, se gastaba cuanto dinero le daban en sus recorridos por autobús o tranvía, incluso llego a alquilar otra bicicleta, pero desistió de este medio cuando tubo un accidente que le puso en graves aprietos, arrollo a un panadero que llevaba un gran canasto con pan blanco sobre la cabeza, los bolillos y teleras quedaron regados por el pavimento mientras el panadero corría tras él insultándole y prometiendo que le daría una paliza .
Entro a trabajar a temprana edad para ayudar en los gastos de la casa, pronto sus ingresos fueron suficientes para darle oportunidad de viajar a otros lugares, además ya contaba con la edad y con el permiso para hacerlo, no desaprovechaba sus días de descanso para conocer algún pueblo, pero su mayor alegría en esa época fue cuando conoció el mar, llegar hasta la playa, caminar con los pies desnudos sobre la arena hasta sentir la caricia de las olas fue algo que jamás olvidaría y guardaría en su memoria como uno de los momentos mas felices de su vida.
Por ese entonces también conoció a quien seria su primera novia y realmente fue algo que le hizo vibrar de pies a cabeza, nunca una mujer le había causado tal impacto, encontrarse con ella fue como si un rayo le hubiera caído y le hubiera transformado el mundo en algo mas brillante, haciendo que viera las cosas de forma clara, con los matices y formas que le daban sentido a los sueños. Eso le contuvo, sus correrías se hicieron mas en su mente y en su corazón siempre con la ilusión de verla cada noche, de tomar su mano y escuchar su voz mientras veía el brillo de esos ojos que parecían mostrarle todo el universo y aspiraba el aroma de un cuerpo que evocaba las cosas mas excitantes y románticas. Pero eso encanto se empezó a desvanecer con la intervención de los padres de su amada, cosa normal, no querían que su hija se involucrara a tan temprana edad en una relación con un tipo que aun no tenia un futuro seguro.
Se refugio no en un rincón,  sino en el ansia de conocer otros sitios, se fue a la montaña un día, se quedo ahí a pernoctar y en esa soledad y silencio sintió que era libre, que no había algo mas hermoso que ver las estrellas antes de cerrar los ojos para dormir y que el fresco aroma del bosque era como un éter mágico que le convertía en parte de la montaña, del rio y los arboles.
Los años se fueron entre caminos y veredas, se quedaron recuerdos de lugares maravillosos, de gente amable, de ambientes distintos que llenaron el alma del viajero de alegría, pero no le dejaron satisfecha el ansia de seguir buscando algo distinto, fue de la manera mas inesperada que encontró el sitio donde se formaban los paisajes y los eventos que le hicieron sentir que había llegado a su destino.
Era una tarde de diciembre y estaba adornando un gran árbol para la Navidad, ya había colocado la mayoría de las luces y esperaba que esa noche al iluminarlo se viera como un gran festejo de estrellas desde los lejos, pero entonces, en un descuido cayo desde lo alto de la escalera, se vino de espaldas y sin posibilidad de amortiguar de ninguna forma el golpe, fue algo terrible porque su pierna derecha pego primero contra la tierra haciendo que su columna vertebral recibiera el impacto de tal manera que las vertebras de contrajeron aprisionando nervios y provocándole un dolor indescriptible que le hizo dar un nuevo salto y caer con el hombro derecho fracturándose la clavícula. En menos de un minuto su vida se transformo por completo y vio como se convertía en un objeto que era manipulado por gente extraña, dependiendo al cien por ciento de sus atenciones .
El viaje al hospital en ambularía era algo que nunca había imaginado, transportado en camilla por largos pasillos hasta las salas emergencia, de tomografías, radiografías hasta detenerse en un cuarto y una cama que se convertiría a partir de ese momento en el único sitio que podía permanecer y que se prolongaría por varios meses antes de que le dieran de alta.
Pero fue precisamente en esa inmovilidad donde descubrió que podía viajar por los universos internos, dejar que su mente le mostrara maravillosos paisajes, personajes que producían eventos que rebasaban por mucho cuanto había presenciado y que le hicieron soñar y emocionarse al involucrarlo de nueva cuenta con quienes habían sido importantes en su vida.
Noto que podía programar su mente para que continuara un viaje después de haber sido interrumpido por alguna enfermera o medico que le visitaban para revisión, o tratamientos. Se le hizo costumbre pasar horas en esos viajes mentales, los médicos creían que estaba dormido como resultado de los fuertes analgésicos.
Cuando le dieron de alta en el hospital se retiro a vivir en una pequeña casa junto a un cerro, se dedico a sembrar arboles, arbustos, flores de ornato, pero sobre todo a seguir con sus viajes que podía hacer aunque estuviera haciendo sus tareas.  Se convirtió en un hombre solitario, no tenia teléfono, televisión o computadora, porque no quería interrumpir su viaje al universo interno donde cada vez se fue internando mas, alejándose del mundo real, perdiéndose en la inmensidad de espacios que le ofrecían las mas diversas maravillas.
Nunca mas regreso de ese viaje, su vida fue productiva porque escribió parte de lo que encontró en esos viajes y ha servido para estudiar algunos aspectos de la mente humana, pinto obras en las que plasmo sus alucinaciones y sobre todo, porque su esfuerzo físico se convirtió en un parque que actualmente representa una importante área arbolada en la zona en que termino su existencia, una existencia que siempre fue un recorrido y que posiblemente lo continuo en los desconocidos senderos de la muerte.

lunes, 18 de febrero de 2013

La educadora


La educadora
Como profesora por vocación,  comprometida con la educación, deseando participar en los programas educativos que buscaban la excelencia, se sintió ofendida cuando no fue integrada en la plantilla que analizaría el nuevo programa para la educación elemental. Sabia que los lideres del sindicato no abrían puertas fácilmente a quienes no acataban incondicionalmente las indicaciones que daban para garantizar su permanencia en el control, lo cual también repercutía en la gran influencia política que ejercía cada vez con mayor eficiencia. Por eso le sorprendió recibir un comunicado en el que se le invitaba a una entrevista con el Inversionista, el hombre que estaba detrás de la recuperación económica, quien podía influir determinantemente en la designación de los secretarios que estarían cumpliendo con los planes del gobierno en los planes de reestructuración a nivel nacional.
Puntualmente llego a su cita, fue conducida al elegante despacho y después de un corto saludo la voz del inversionista se torno mas imperativa y dijo:
He recibido favorables informes sobre su desempeño y su interés por tener una buena educación en el país, lo cual me ha decidido a tomarla en consideración para los nuevos programas educativos en los que se tiene como prioridad la formación de personas que han de cubrir los puestos laborales que se van a generar en cada zona y para cada proyecto de la recuperación económica, no se trata de dar rienda suelta a las aspiraciones, sino de garantizar que los egresados tendrán un trabajo, contribuyendo a que esta nación se convierta en una muestra de lo que es el progreso, aboliendo la pobreza y dando a los ciudadanos todos los servicios para una vida digna.
 Como puede comprender, su labor tiene una importancia estratégica porque será la base para la formación de ciudadanos conscientes de lo que significa esta nueva era, gente que este calificada para realizar eficientemente sus labores, para cubrir las vacantes y no frenar, sino acelerar el avance de los proyectos.
Su tarea no es fácil, pero va a recibir total apoyo de las otras secretarías y además contara con los recursos necesarios para seguir el plan educativo que se ha diseñado, tampoco ha de preocuparle la intervención u oposición del sindicato, ya se están haciendo los ajustes para contar con su colaboración.  Deseo que lo estudie y mañana me de su respuesta, para incluirla como secretaria de educación.  Al recibir este programa queda comprometida a guardar en absoluta confidencialidad su contenido y a discutirlo únicamente con las personas que yo asigne. Le extendió el programa que ella tomo como si se tratara de un libro sagrado y dando las gracias y asegurando que haría su mejor esfuerzo para cumplir con la tarea se retiro sintiendo que las piernas le temblaban y el corazón estaba a punto de estallarle.
En cuanto llego a su casa tomo un calmante nervioso y se sentó a leer el programa en donde rápidamente vio que no había ningún logo o firma que comprometiera a quien se lo había entregado, las clausulas eran claras y precisas, encaminadas a lo que se proponían realizar, no había mucho margen a la confusión, duda o modificación, cada punto tenia la misma dirección, proporcionar los conocimientos necesarios para que los ciudadanos se convirtieran en un equipo de trabajo organizado, una herramienta pensó , pensó ella, para que la maquina de la economía funciones eficientemente. Este programa esta diseñado para crear robots no para educar a gente con un sentido critico, analítico, creativo. Pero si yo no acepto seguramente alguien mas lo hará, no es hora de tirar casi veinte años de carrera por un ideal, voy a actuar con la frialdad de una mujer que esta dispuesta a escalar a las altas esferas, ya veremos que puedo hacer cuando este en le puesto para incluir algunos puntos que no están comprendidos en el programa, siempre hay formas de soltar los grilletes.
Se acerco a la ventana  y admiro por instantes la lluvia que estaba cayendo sobre la ciudad y pensó que había llegado el tiempo vengarse de aquellos que la habían calificado de incompetente para funciones dentro de la plantilla de la dirección educativa. Ya veré que cara ponen los hijos de puta ahora que me sepan que he sido designada como su superior, tendré que retirar a los que considere incomodos e invitar a quienes considere adecuados para los puestos claves, la lista de candidatos que me ha proporcionado el Inversionista dentro del programa me será muy útil.
Era de madrugada cuando se fue a la cama, pero puso el despertador a las ocho de la mañana, hora señalada para hablar con Tom y comunicarle su resolución de aceptar el puesto en la Secretaría de Educación.

nota: Tom es un personaje que aparece en otros escritos  "El Inversionista" o "El Politico"